Archivos Mensuales: diciembre 2011

Tres amigos

Estándar

Hace unos días escuche una historia muy sencilla pero a la vez con un trasfondo muy importante que me gustaría compartir. La historia en cuestión es la siguiente:

Eran tres amigos que siempre estaban juntos. Un día uno de ellos, el agua, dijo: si algún día me perdéis de vista, buscadme en los bosques verdes y frondosos y allí me encontraréis. El fuego por su parte dijo: si algún día me perdéis de vista buscadme en un lugar donde haya humo y mucho calor y allí me encontraréis. El tercer amigo, la confianza, por su parte dijo: si algún día me perdéis, no me busquéis porque me habréis perdido para siempre.

Cuando la escuche, pensé cuanta razón tiene. Me pareció magnífico cómo en unas simples líneas se podía decir tanto. Cuando confías en alguien y esa persona no es capaz de valorarlo, menosprecia tu confianza o simplemente no confía en ti de la misma manera. Al final esa confianza se pierde y es muy difícil de recuperar, por no decir imposible. Por ello creo que es muy importante saber en quién confiar y sobretodo confiar en uno mismo, porque si se confía en uno mismo se pueden conseguir grandes cosas.

Anuncios